viernes, 12 de agosto de 2016

Yo era ese edificio

Algunas mañanas le cuento lo que he estado soñando. Las palabras no se corresponden. Me quedo como si cargase con el cuerpo seco de una traición. Había un edificio de más de cuarenta plantas que se tambaleaba como una palmera. Yo era ese edificio.

3 comentarios:

  1. Interpretar un sueño es muy complicado... contarlo, es más.
    Precioso texto.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Anoche te escuche recitar algunos poemas de El animal y la Urbe en Novelda.
    Me llegaste al alma e inspiraste pensamientos y palabras
    Gracias por tu poesia, no es huevo, ni chorizo, ni acelga, son las frutas de tu abuela, el viento en las colinas y el color de la noche

    ResponderEliminar